lunes, 17 de octubre de 2011

Dibujando lo desconocido, visualizar la incertidumbre.

Una de las peores cosas que nos pueden pasar en una situación de incertidumbre es la falta de información. En las crisis de objetivos, de valores, economía y todo aquello que puede afectar en el lanzamiento de proyectos es fundamental tratar de visualizar todos los parámetros implicados. Los que se perciben a simple vista y los más escondidos. En esto el análisis del  entorno nos dictará la estrategia a seguir. Qué pasa con aquello  desconocido, lo que no podemos analizar, ese punto de no retorno que nos cuesta cruzar.
Aplicar la visulización de conceptos mediante dibujo a la técnica de la  ventana de Johari puede ser muy positivo.
Esta técnica establece cuatro zonas del conocimiento basado en el análisis de lo que es tangible, visible y reconocible y lo que no. Contrasta cada una de las posibilidades entre lo que uno sabe de si mismo y lo que saben de él en su entorno.

La técnica contempla cuatro realidades y las podemos colocar en una ventana de cuatro vanos.
Lo público y abierto: es decir lo que yo y los demás sabemos de una realidad. Conocimiento de mi  yo, mi negocio, mi proyecto, etc.

Lo oculto: Lo que yo sé de mi y los demás no saben de mi. En este caso puede ser algo de mi carácter, mis ases en la manga, dificultades, lo que me hace vulnerable, o también mis cuentas, etc.

Hasta aquí todo es fácil pues son  partes públicas o privadas, más o menos controladas por uno mismo. Pero si buscamos la reflexión sobre lo desconocido, empezamos a cambiar las preguntas y por tanto encontraremos respuestas nuevas. Aplicamos creatividad.
Lo ciego: contemplar lo que yo no sé de mí, pero los demás si saben de mí. De mi personalidad, de mis posibilidades. Por esto es necesario poder contar con buenos colaboradores, orejas para escuchar y capacidad de asimilar críticas constructivas. Hay que conocer esto para poder evaluar posibilidad de reacción ante los futuros imprevistos.

Lo desconocido: Lo que ni yo ni los demás conocen. Esto si que es importante. Porque  en ello podemos colocar factores como la fortuna, el destino etc. Cuando nos la jugamos en algo, cuando ponemos en juego un proyecto, hay que contar con este apartado y si lo analizamos bien, descubriremos que es más pequeño de lo que pensamos , pero no menos relevante.

A veces lo inesperado es definitivo para el desarrollo de un proyecto. Un ingeniero de caminos puede estar preocupado por la lluvia si está construyendo una presa en una zona de meteorología variable…
Imaginemos una reunión del equipo de diseño de un proyecto o de una estrategia. ¿Qué ocurre cuando tenemos en cuenta estos factores?
Pongamos la labor del facilitador visual o dibujante  en marcha.

Cada miembro del equipo aportará por escrito en post-it una característica a tener en cuenta en el desarrollo del tema, proyecto o estrategia.  Lo colocará en una de las partes de la ventana que considere oportuna. Luego hay que comprobar las coincidencias y reubicar aquellas características en el espacio que les corresponda. Para ello el dibujo de los conceptos puede ayudar. Dibujando los conceptos descritos, se puede ser más objetivos. También bajo cada uno de los dibujos se escriben las cualidades de la característica. Después de fragmentar y reubicar todas encontramos  la ventana rellena y  podremos visualizar cada una de las  partes involucradas y trabajar sobre ellas en base a lo que sabemos o no.
A partir de este ejercicio, el equipo tiene que repartirse un trabajo posterior a la dinámica para ahondar en cada apartado, pero el punto de partida siempre serán las claves visuales a modos de dibujos obtenidos en el análisis macro de la ventana. Esto nos ayudará a no volver atrás y repetir discursos.
Lo desconocido nos puede ayudar a encontrar nuevas rutas de evolución del proyecto. Y no hay nada como introducir lo sospechosa mente desconocido en varios buscadores para localizar patentes, casos de éxito, normativa vigente y cualquier dato que nos sirva de soporte al proyecto que estamos sacando adelante. El análisis de lo desconocido nos puede dar una idea de los tiempos a manejar.
Visualizar para ubicar el conocimiento.
Para no repetir discursos de áreas del modelo tratado.
Para lanzar Líneas de investigación.
Para encontrar lo que ya existe y lo que no existe.
Aplicar a la ventana de Johari la representación visual, nos puede dar las claves para enfocar un proceso desdibujado y por tanto desatascarlo.
Un saludo Fernando

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada