jueves, 11 de julio de 2013

Canvas recording: pintando cuadros para los nuevos donantes

A lo largo de estos años he pintado sobre lienzo muchos cuadros. La pintura es mi motor y mi pasión, como diría Sir Ken Robinson mi elemento. En otras épocas de la historia, los pintores trabajaron para Reyes y Pápas, donantes y gente de buena posición en la corte. Aquellos que ponían los recursos necesarios para que el artista pintara unas obras determinadas, de mayor o menor tamaño. Estaba todo medido al detalle, y no me refiero a lo que se pintaba solamente, sino a lo que se necesitaba. El donante pagaba como un patrocinador o sponsor por aparecer en el cuadro. Se situaba en el plano principal o secundario y determinaba por ejemplo el uso de algunos pigmentos. En el caso del color, dependía de la cantidad de dinero que se ponía sobre la mesa del encargo, cuanto azul se podía usar en la pintura. El azul se obtenía del lapislázuli y tenía un coste muy elevado. Por ejemplo en la pintura religiosa, las vírgenes representadas con un manto azul, eran muy caras de pintar, y cuanto más azul tuviera el manto, más caro era el encargo. Igualito que hoy en día en algunos encargos. Sin Donantes no habríamos tenido las grandes obras de la historia del arte.

Los Papas como Inocencio X encargaron a pintores como Diego Velázquez los retratos que les inmortalizaban, y los pintores desempañaban una función fundamental en la corte. Solo unos pocos llegaban a ser pintores de corte como Velázquez o como Rubens aquí en España, los que no llegaban, pertenecían a los talleres de esos pintores haciendo trabajos menores, es decir  encargos de menor presupuesto.

Los talleres de los pintores eran centros de trabajo en los que se abordaban proyectos de gran envergadura, como pequeños, todo dependía del donante.

En este caso me veo en la situación de ser un “pintor de empresa” que podría ser una nueva forma de “Corte”. Pintas para una empresa lo que  necesita comunicar, o sobre lo que necesita reflexionar. En este sentido el visual thinking y el facilitador visual son el medio y el artista respectivamente.

Hace poco he tenido la ocasión de representar toda la estrategia de Kimberly-Clark el número uno en fabricantes de productos de higiene, en un solo lienzo.  Un   lienzo, de tela preparado del mismo modo que  los cuadros que pinto. Si busco nuevos formatos y nuevas posibilidades, tengo que empezar por lo que mejor conozco y eso es la pintura. Se trataba de grabar en vídeo  durante las horas que pintaba y comunicar esa estrategia, con la agenda y los aspectos más importantes de la empresa y sus marcas (scottex, dry nites, Little swimmers, Kleenex …)
La idea me la dio el hacer algo como esto que hice hace tiempo, pero con los temas propios del encargo.
 
Evidentemente no entraré en detalles de su estrategia, pero si creo que es una ocasión muy bien aprovechada por parte de la empresa para innovar y contar las cosas a sus equipos de una manera diferente. El resultado fue estupendo y el equipo quedó encantado con esta intervención del dibujario.
 

Una vez más hemos podido introducir un poco de arte desde los nuevos paradigmas de lo que resulta ser un “donante” y no es porque encarguen algo, es porque es algo con tres componentes que lo hacen especial:
1-Hecho a mano. Lo que se hace a mano es fresco y  está cargado de credibilidad de ejecución, sin fuegos artificiales. Una mano sobre un lienzo que transmite un mensaje. Una aplicación viva que se pone al servicio de un proyecto.

2-Personalizado. El dibujo se adapta a todas las necesidades de comunicación visual que puedan surgir. La adaptabilidad del lenguaje dibujado es total. Tener un brieffin bien elaborado es lo más eficiente, pero a veces se pueden modificar las necesidades y el dibujo no s permite dar golpes de timón de un modo resolutivo y sobre todo barato en cuanto a costes de tiempo.

3-Fusión de formatos. La pintura, el storytelling el dibujo y el vídeo, son ingredientes muy interesantes  en la cultura “lean” que ya esta exportándose de las start up a las grandes multinacionales.

Dibujar sobre un lienzo en blanco, preparado especialmente para los trabajos de facilitación visual, transforma la experiencia y la amplifica posteriormente a cualquier evento de empresa.
Los nuevos donantes tienen en sus manos  nuevas posibilidades de comunicar a través de dibujantes y pintores, talleres y colectivos de artistas que pueden ir metiendo un poco mas de arte en entornos necesitados de ella como lo son las empresas. Como siempre un lujocontar con Suso Hernández para toda la dirección de la  producción audiovisual del equipo.
Saludos

2 comentarios:

  1. Es espectacular verte dibujar. Qué regalazo!!!
    Muchas gracias!!!!

    ResponderEliminar