miércoles, 29 de febrero de 2012

Fidelizar como una galleta de Jengibre

Para poder entender conceptos sencillos no hay nada como dibujarlos recreando una pequeña historia o una  analogía. Este ejemplo nos puede servir para  explicar algunos de los aspectos de una preocupación tan sencilla como necesaria en la empresa, la fidelización.
 Conseguir que te quieran tanto que lleguen a necesitarte. Suena un poco fuerte, pero yo lo veo así. Si pensamos en como fideliza la marca de la manzanita, esta es una gran verdad. Tu compras un producto de consumo como un ordenador, una tablet, un reproductor etc. ¡Que bien ya lo tienes en casa!... estás contento, el producto te satisface y te gusta. ¿Cómo te fidelizan si en ese entorno lo que más importa es el contenido de lo que se consume? Del ordenador los programas, la navegación y aplicaciones en la tableta y las músicas y vídeos del reproductor.... pues con el soporte y mantenimiento. No hay casi clones en el mercado, los cables, cargadores...etc, es complicado encontrar sucedáneos o alternativas a esa marca de la fruta que tanto nos gusta a algunos. Sabes que todo lo que compres de esa marca y modelos específicos funcionará a la perfección. Cubrirá tu necesidad y tus expectativas.


Es tan sencillo como el ejemplo que aquí os dejo: fidelizar como una galleta de jengibre una versión sencilla para la cual recomiendo probar estas galletas tan características.

No hay comentarios:

Publicar un comentario