miércoles, 23 de febrero de 2011

El color, una herramienta para algo más que gráficos

La mayoría de las veces empleamos los colores para diferenciar en las gráficas los diferentes ítem de cada valor. Utilizamos el color para diferenciarnos de nuestra competencia en lo corporativo. Los colores nos ofrecen todo un mundo de lenguajes al combinarlos unos con otros. Entre ellos sufren cambios dependiendo de cual tengan a su lado, eso se denomina interacción del color.
Los colores son una herramienta tan poderosa como desconocida. Muchas veces nos limitamos a utilizar las paletas de color que vienen por defecto en los programas de edición que manejamos, o en los layout o plantillas de los blogs que elegimos para nuestras publicaciones. Esto es así ya que en ocasiones nos resulta secundario ir más allá de una presentación vistosa. 
El color como herramienta lo cambia todo. Páginas dedicadas a colores hay muchas, a mi me gusta especialmente la de colour lovers me parece muy completa para encontrar las gamas apropiadas. Cinco o seis colores pueden resolver un buen diseño corporativo si los elegimos bien, pero también lo pueden estropear en caso contrario.
Además de las "normas" del círculo cromático de Goethe, en la actualidad hay que tener unas consideraciones claras a la hora de diseñar con colores para las webs y es el tema de la accesibilidad. Los contrastes son fundamentales a la hora de combinar colores. La daltonía, sea del tipo que sea, acromática, monocromática, dicromática o tricromática anómala, cada una con su particularidad y la visión de túnel son las más comunes de las dificultades que se ven afectadas por este problema, pero hay muchos otros problemas que afectan a los visitantes de una web. En el caso del color afecta todo, desde el color y su gama en si, hasta el refresco de la pantalla, hasta el medio para el que se ha diseñado. No es lo mismo ver una pantalla de un móvil, que la de un ipad, un monitor de tubo, led, etc...
 
¿y cómo se come esto? sólo con la selección de colores web del photoshop? lo dudo. Hay que saber aplicar bien las normas de contraste y brillo y yo sólo he obtenido buenos resultados tras una búsqueda de prueba y error con los testadores al efecto. Me gustan en especial los de firefox, pero recomiendo ir las fuentes.
En el caso del concept draw el color nos ayuda a diferenciar cada idea, o cada participante. Imaginemos una mesa redonda, varios ponentes y un moderador. Es necesario que sus aportaciones se diferencien en ese golpe de vista. Podemos aplicar un color a cada persona, pero cuidado, si les damos un color a cada uno, pongamos que son cuatro, y luego los ubicamos a cada uno en una esquina... solo nos queda sacar los dados para jugar al parchís... 
Quizá es la forma más clara a simple vista, pero  hay que evitar esa forma tan naif, busquemos mejor trabajar en las etiquetas con el negro y luego aportemos color en subrayados, etiquetas y algunos aspectos del dibujo como las sombras, las nubes y las flechas. Si somos capaces de garabatear a cada uno de los ponentes , mejor y luego le damos un poco de color. Recuerda tu infancia... el grupo musical Parchis... tenían su punto pero ahora a mi, me da un poco de pereza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada