miércoles, 9 de enero de 2013

Visualizar la diana y los objetivos

Empieza el año, dicen que uno de los años más duros que vamos a vivir en esta crisis. A este año por lo visto hay que tenerle miedo, y mucho, mucho respeto… pues yo no me lo trago, me niego. Me niego a tener miedo de un año que seguro estará cargado de oportunidades.

La diana
Una diana es un gráfico que representa una serie de sectores representados por circunferencias concéntricas a un punto central. Cada sección tiene un valor en puntos, y el punto central es el de mayor valor.
Los sectores de  una diana normal son igual de anchos salvo el valor del punto central. En las dianas para lanzamiento de dardos, cada uno de los sectores, tiene además una división radial que parte del punto central. En la cultura de este deporte al punto central se le denomina “Bulleye” y su valor siempre es mayor que el del resto.
Los colores que se emplean suelen ser contrastados
Podemos encontrar combinaciones de amarillo con negro para los valores exteriores y el rojo para el centro.


En esa misma línea de sencillez, en las dianas de tiro con arco, las secciones son diferentes dado que las flechas ocupan más volumen y por tanto pueden entrar varias flechas en el centro. Aunque siempre hay quien puede hacer  un "robin", que consiste en clavar dos flechas en el mismo centro (reservado para genios de ese deporte). En tiro con arco olímpico, las flechas se lanzan desde diferentes distancias. De los 18 hasta los 60, 90 metros etc. En las dianas de tiro con arco, utilizan el negro, amarillo, rojo y azul para marcar cada valor y así tener más facilidad para ver los puntos obtenidos y apuntar desde la distancia.


El caso es que no se trata de hablar de deporte si no de sectores y puntería. Hoy me refiero a la manera de representar objetivos y tratar de pensar en ellos.
Empezar un año con un poco de reflexión sobre los objetivos y las intenciones que queremos poner en juego, es bueno si aclarar objetivos.


Visualizar rápido escenarios de decisión:

La diana utilizada en el tiro con arco, nos puede servir en un primer paso, para visualizar los pasos a tener en cuenta. El ejercicio trata de poner en el centro, en la zona amarilla el gran objetivo. Escribe, dibuja con algún garabato descriptivo de lo que tú quieres alcanzar.
 A continuación veremos cuatro pasos o fases para identificar los tiros y la puntería necesaria.
Fase 1: Descripción de escenario.
En esta fase que se corresponde con el color gris o blanco, vamos a escribir a lo largo del sector cuál es la situación actual del entorno, que ofrezco a mi objetivo, que deseo tengo o que hay en paralelo. Si estoy ante una finalidad comercial, es aquí dónde pondré lo que hay en el resto del mercado. 
Fase 2: Puesta en marcha de los recursos. 
Una vez definido el escenario, hay que ver las necesidades y recursos, todo lo que vas a necesitar para llegar a tu objetivo. Aquí en esta zona negra, está la parte económica, los materiales fungibles y los no fungibles, los gastos fijos, el fondo de armario...de cartera, etc
Fase 3: toma de decisiones.
Si llegas aquí es porque te has parado un poco en la zona negra y empiezas a ver el cielo azul o el mar en que navegar...llega un momento en que hay que tomar decisiones. Ver en que punto están las fortalezas y debilidades. En este sector llega el baño de realidad, en él ponemos todo en juego y aceptamos asumir riesgos o no. Si aceptamos los riesgos, podremos ver rápidamente que ponemos en juego y tratar de minimizarlos. A veces daremos dos pasos atrás para coger carrerilla.
Fase4: ejecución y resolución
Ponerse a ello, con todas las consecuencias, una vez se decide hay que ir a por todas. Lo único importante es dar en el centro de la diana. En caso de cambios de dirección tienes fácil ver de un sólo golpe los disparos anteriores. Es la zona roja, crítica y apasionada. El final del camino es el objetivo, que cumplido o no , rellenaremos con el análisis de cómo ha ido.

Lo complejo, la estrategia:

La diana de arriba es sencilla y nos ayuda del modo más simple a ver que pasos necesitamos dar en la diana,  pero si nos fijamos en las dianas de dardos de competición encontramos nuevos recursos.
Como decía al principio, estas dianas segmentan a la vez en círculos concéntricos y de un modo radial al mismo tiempo.
Divide en secciones más complejas el espacio de tiro. Para ello emplea colores negro y amarillo y en dos círculos concéntricos a distancias diferentes del centro,establece zonas que multiplican la puntuación de cada tiro x2 ó x3. Para marcar estos sectores de diferente tamaño utilizamos el verde y el rojo.

Al fragmentar en sentido radial, vemos con mayor claridad el recorrido hasta el objetivo central. Si recorremos el mismo camino que con la otra diana podemos ver todo el proceso. Ahora bien si nos fijamos en las dos circunferencias de colores verde y rojo, tenemos dos zonas que multiplican.Aprovecharemos para poner en ellas dos tipos de contenido, a modo de semáforo. En las áreas rojas pongamos aquello que nos frena, x2 ó x3 y en las verdes aquellas acciones que nos multiplican los resultados.
En la siguiente imágen lo podemos ver mas claro.
 
 
Cada porción de la diana, representa una trayectoria hacia el objetivo. Los colores amarillo y negros los ocupamos con decisiones y recursos empleados, y con sus respectivos aceleradores (verdes) y frenos (rojos) situados a su lado, vemos las implicaciones de nuestro modelo.
Este modelo de diagnóstico y decisión basado en las dianas consiste en llevar a la analogía de la puntería nuestras decisiones y análisis.
En los proyectos en común es normal ver distancia entre los miembros de un equipo por llevarse cada uno la porción de su tarta...en este caso de trabajo personal resulta evidente que si no tenemos juntas todas las porciones de la tarta, no hay quien se coma el pastel.
 Espero que sea útil para quien quiera acertar en la búsqueda de sus objetivos, los que sean para este 2013 que ha empezado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada