martes, 16 de octubre de 2012

Formaciones alternativas, incentivos con retorno

Últimamente los "eventos incentivo" de empresa se han ido a pique. Ya no se  organizan tantos eventos como antes en los que se preparaba una jornada espectacular con viajes, alojamientos, actividades como paint ball, karting, visitas guiadas, bodegas… en los tiempos que corren está totalmente fuera de la economía de las empresas.

Empleados del mes incentivados...hace años

Es un hecho, los eventos de ese tipo están desapareciendo de las agendas anuales de la mayoría de los departamentos. Que pueden hacer o que hacen las empresas para poder incentivar a sus empleados? Los salarios están congelados y hay que buscar retorno de todo lo que se propone…  en este momento entra la "formación-incentivo". Se trata de organizar formaciones en las propias instalaciones de la compañía de carácter útil y un poco disruptivo. Fiscalmente se contemplan de un modo diferente y ayudan a romper el ritmo diario con dinámicas totalmente diferentes. Por eso están aflorando empresas que diseñan este tipo de cursos. Los cursos de habilidades sociales. Los formadores vienen de disciplinas aparentemente lejanas al de empresas y resultan jornadas y actividades muy sugerentes.


 Por  ejemplo actores de teatro impartiendo cursos para aprender a hablar en público sin pasar miedos ni vergüenza. Hoy en día los “monologuistas” son los mejores presentadores en reuniones de gran formato y pueden enseñar cómo organizar el guión de una presentación. Los cantantes pueden enseñar a modular la voz, a respirar si ahogarse, los músicos pueden llevar el orden de una partitura a una organización o estructura de trabajo.

En esta línea los artistas plásticos tienen mucho que decir y de hecho dicen mucho al respecto. Por mi parte cada vez me demandan más formaciones de visual thinking y de visualización de conceptos. Para educadores, departamentos de marketing y como facilitador visual. De esto último hay varios ejemplos en los Estados Unidos como el equipo de Grove Consultant, Imagethink y el Gamestorming de Sunni Brown del que ya he hablado en otros post. En Inglaterra esta Magic meeting y aquí en Barcelona está el grupo de Gamestorming Barcelona, liderado por mi colega Xavier Verges.
Creo que estamos ante un modelo de intervención-motivación que está ayudando en las empresas a la cohesión grupal (team building) por una parte y a la despresurización de los colectivos por otro.
Cuanta más crisis, mas necesidad de inyectar recursos creativos en los equipos y en las empresas. Hay facilitar que los equipos de trabajo den más por menos, pero aportando nuevas herramientas. Esto no es una moda, es una consecuencia natural de los tiempos que corren. Si se trabaja de un modo diferente, hay que formarse de un modo diferente para aportar preguntas y respuestas diferentes. Ya no se puede formar explicando un manual, toda formación tiene que ir cargada de experiencia, de "aprender haciendo". Desde la cúpula de la empresa hasta la base de la organización.
Por lo general las formaciones basadas en un manual de conceptos, tiene un tiempo de aplicación largo y son específicas para temas

 Por otra parte las formaciones en las que se experimenta directamente, la forma de adquirir conocimiento es mas novedosa, resulta mas entretenida y tiene una repercusión mayor.
Ademas hay una cuestión muy importante de cara a lo que se llama "evangelizar" dentro de las empresas. Una formación se imparte a un grupo, cuanto más creativa y diferente, más llamativa para los equipos. La gente que se plantea en grupo cosas diferentes, las comenta después y hay más posibilidades de que se ponga en práctica. Si alguno de los componentes del grupo no quiere trabajar desde una dinámica rompedora y nueva, por lo menos le será familiar y no extraño, el hecho de que otros compañeros lo hagan. Una buena formación contagia.


¿Cuál es la formación más extraña a la que has asistido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada